Regalos, cenas, encuentros y detalles que pueden ocuparte o preocuparte te deslizan hasta una espiral en la que la inercia te hace difícil parar y reflexionar. Todo en tu vida debería ser una inversión, tus pensamientos, tu tiempo, tu dinero son recursos extremadamente poderosos, energéticamente y por la ley de resonancia, ejercerán un reflejo que vendrá de forma directa hacia ti y hacia tu vida.  Este reflejo es el que te hará ver si has invertido o si simplemente los has gastado.  Cualquier cosa que aceptes en tu vida como válida, se convertirá en realidad.  Esto funciona para ti y para...