Para levantarte feliz has de haber descansado bien. Un buen sueño, un sueño reparador, en la Medicina Ayurveda equivale a una buena comida! Nutre tu cuerpo y te ayudará a estar más concentrado al día siguiente.

Aquí van unas recomendaciones que, si las llevas a cabo cada día, domesticarán tu cerebro, lo llenarán de patrones positivos y harán que tu vida sea mucho más feliz!

 

  1. CENA SOBRE LAS 20H. Tu metabolismo diurno es transformador mientras que el nocturno es reparador. Por la noche tu cuerpo se dedica a reconstruir los tejidos y a sanarse, si le das mucha faena a tu estómago con grandes cenas, no podrá dedicarse a regenerarse por dentro y acabarás acumulándolo en forma de grasa y enfermando.

 

  1. DESCONÉCTATE. Mínimo una hora antes de irte a dormir, olvídate de móviles, de ordenadores, de televisión, etc. Y permite que tu cerebro descanse, se desintoxique y se relaje. Es un músculo que también tiene que descansar!

 

  1. ORDENA TU HABITACIÓN. El desorden te afecta. Limpia bien tu espacio de descanso, no dejes ropa tirada por el suelo, ordena tus armarios, tu mesita. Pulveriza tu almohada con un perfume que te relaje.

 

  1. ENCIENDE UNA VELA y pon luz en aquello que quieras que se solucione en tu vida y confía en que esa luz te guiará a la resolución.

 

  1. ENCIENDE UN INCIENSO, y si no te gusta, en su defecto algo que te de un olor relajante que te transporte a un estado de calma y sosiego. Inhala y exhala su olor y permite que tu cuerpo entre en un estado de paz.

 

  1. PURIFÍCATE. Date una ducha con agua caliente y mientras lo haces, siente que el agua de la ducha limpia energéticamente tu cuerpo y extrae de tu campo electromagnético las malas energías y los malos momentos del día.

 

  1. LIMPIA TU CARA con algún jabón neutro, tonifica e hidrata tu piel con la crema adecuada para ello. Lava y cepilla tus dientes y tu lengua y vete a dormir con una sensación de limpieza.

 

  1. AGRADECE.  Ten una libreta en la mesita, escribe mínimo tres cosas por las que sientas agradecimiento.  Bendice tu día y vete a descansar con esa sensación de paz y de sentirte afortunado.

 

  1. VISUALIZA TUS METAS. Respira profundo tres veces, entra en un estado de somnolencia. Túmbate en la cama del lado contrario al que te dormirías. Cierra los ojos y visualiza una pantalla mental, en ella proyecta lo que quieres en tu vida. Siéntete parte de la historia, siente la emoción, los colores, los detalles, los olores, las personas, las escenas; recréate y siente dentro de ti que eso que deseas ya lo has conseguido. Agradécelo y duérmete con un sentimiento de confianza plena en que eso viene hacia ti.

 

  1. SI TE CUESTA DORMIRTE RÁPIDO, HAZ LAS MÁGICAS RANITAS. Las ranas es un sencillo ejercicio de kundalini yoga que relajarán tu cuerpo y tu mente y te ayudarán a dormirte en profundidad.  En este link encontrarás cómo hacerlas.

           http://www.spiritvoyage.com.mx/blog/?p=2352

  1. ACUÉSTATE SOBRE LAS 22H. Acostarte temprano te pondrá en sincronía con los ritmos de la naturaleza. Duérmete con el día y despiértate con el día, eso hará que tu energía vaya acorde con la energía del día y, esta sincronización, te hará sentirte más vital y concentrado.

 

Empieza el día lleno de energía, sonriéndole a la vida por regalarte de nuevo la luz del sol y recargándote con la belleza de lo cotidiano! Recuerda que la vigilia prepara el sueño y el sueño la vigilia, que es necesario que durante el día busques la neutralidad, intentes no enfadarte para no desgastar tu cuerpo y puedas irte a dormir sin preocupes. Y es que, no hay mejor almohada que una conciencia tranquila.

Aline C. A.